Marcapaginas Troquelados

Tanto si quieres promocionar un libro, como si quieres dar un recuerdo de primera comunión o bautizo, un marcapaginas es un regalo fantástico, pero si a ese reclamo le damos forma personalizada se convierte en un recuerdo inolvidable para conservar toda la vida.

Los marcapaginas troquelados personalizados permiten dar una forma particular a ese artilugio tan antiguo como los libros mismos, pero además añade dinamismo a la lectura máxime si esta relacionado con la temática del libro que estamos leyendo. Un punto de libro original será siempre conservado como un bonito objeto personal que puede pasear de libro en libro sin caducidad.

Usos del punto de libro o Marcapaginas con forma

Promocionar una obra literaria o cualquier tipo de libro
Recuerdo de primera comunión
Recuerdo de Nacimiento
Recuerdo de Bautizo

La lectura, ese pasa tiempo que tan buenos momentos nos regala, relax, nuevos conocimientos, aventuras, auto ayuda, poesía y un universo interminable de temas que nos llevan por el inigualable viaje de las letras, esas que instruyen, que enseñan, que entretienen y que cultivan la cultura general, y nos acortan los tiempos de espera durante un viaje de metro, autobús y nos hace prepararnos para el momento del sueño noche a noche.

Algunos entendidos, afirman que lo recomendable es la lectura de un autor por mes, que leer es el ejercicio ideal para la mente, pues la hace mucho más ágil y resolutiva, libre para pensar y para juzgar y discernir la realidad.

Los más privilegiados sobrepasan esta cantidad de ejemplares, otros por cuestiones de obligaciones familiares, leen menos cantidad de libros durante el año, pero sin dar tanta pre eminencia a el número y más a la calidad, todo en algún momento del día nos interesamos por la lectura, sea esta de naturaleza casual (como suele ocurrir con las revistas) o con algunos títulos que el estudio intermedio o universitario nos impone como materia obligatoria.

Esta introducción nos lleva a promover el uso de un instrumento de máxima utilidad a la hora de llevar a cabo una determinada lectura, esa que tenemos que abandonar de vez en cuando con el objetivo de atender otras obligaciones. Seguramente, y al retorno de otras actividades, querremos volver a la página en la que abandonamos la lectura, pero a veces no resulta tan sencillo regresar a ella, si en un momento de prisa fortuita cerramos el libro con velocidad y no nos dimos cuenta donde deberíamos continuar.

¿La solución? Fácil, limpia, sencilla, práctica, ligera, bella a la vista, muy versátil; todas estas virtudes que se le adjudican y sin temor a equivocarnos a él marca página, ese instrumento de toda la vida, que en estos momentos recobra importancia; tal relevancia, se debe a que ese instrumento modesto que hemos usado desde tiempos inmemorables para recordar el párrafo y página en el que dejamos la lectura pendiente.

Estos, otrora pequeños cartoncitos hechos de cualquier retal sobrante en casa, con los años, han adquirido otra dimensión; llevados a ser productos exclusivos de imprenta y pasando a hacer parte importante de los pedidos que a diario en estas empresas se llevan a cabo.

Como material de carácter publicitario, dando a conocer eventos de distinta naturaleza, como reclamo de la inauguración de un nuevo centro de estudios, colegio, o academia de idiomas, como recordatorio de eventos sociales como cumpleaños, aniversarios, bautizos, y comuniones, mostrando un troquel en el extremo superior que haga alusión a la actividad en cuestión, el motivo central de la fiesta, sea este un dibujito animado de moda, o un deporte practicado por el agasajado, o tal vez una foto de ese pequeño que esta de onomástico.

Impresos a color, o en blanco y negro, impreso por una cara o tal vez por las dos, hecho en cartulina de 300 gramos, el marca página troquelado será siempre una oportunidad, pues la tendencia, apunta hacia regalar objetos siempre útiles que no acaben en la papelera más cercana tras llegar a las manos del usuario

Podemos imprimir marcapaginas troquelados con forma personalizada en cualquier medida y con todo tipo de papeles y acabados desde el mítico papel estucado de 300 gramos con o sin plastificado hasta un papel con texturas y colores originales, lo mejor de todo es que el mínimo de impresiones es de 50 unidades y que podemos enviarlas a cualquier parte del mundo ( dentro de España, el envío es gratuito )